diumenge, 23 octubre de 2011

Lectura 24.10

Las cualidades de Ish-ha
Lectura
1
Ish-ha era un tonto. Era el hombre más tonto de toda
la historia.
Era tan tonto que, un día, mientras estaba sentado
en la rama de un árbol, se puso a serrarla por el
tronco. Al poco, pasó un hombre y le dijo que se iba
a caer. Conque Ish-ha acabó de serrar la rama y se
cayó al suelo con ella. Luego salió corriendo detrás
del hombre que le había dicho que se iba a caer,
gritando que debía de tratarse de un gran profeta,
un vidente sin parangón en adivinar el futuro, por
haber profetizado tan infaliblemente que él estaba a
punto de caerse, solo por haberlo visto serrando
sentado en la rama.
Era un tonto de tal calibre que el Sultán se lo llevó a
vivir a su Corte, y le ofrecía grandes sumas de dinero
en recompensa de sus muchas tonterías.
Era tan tonto que, cuando murió, se puso su nombre
a un barrio entero de la ciudad, para que una
estupidez como la suya jamás fuese olvidada.
En los tiempos de Ish-ha el Tonto, vivían en la ciudad
de Fez quince hermanos que eran ladrones.
Uno de ellos se metió una noche en la casa de
Ish-ha el Tonto y, como al dueño de la casa se le
tildaba de ser el mayor tonto del reino, no le importó
hacer ruido. Después de forzar la puerta de entrada,
anduvo por allí tropezando y dando golpes
sin ningún cuidado, como si estuviese en su propia
casa.
Pero, en una habitación interior, estaba Ish-ha en la
cama con su mujer y, al oír cómo forzaban la puerta,
ella lo despertó:
–¡Levántate! Hay un ladrón en casa.
Pero Ish-ha solo gruñó, y le dijo que no lo molestara.
Al poco, ella oyó cómo el ladrón volcaba una pila de
platos en la cocina, armando mucho jaleo, así que
despertó a Ish-ha otra vez:
–¡Levántate! Hay un ladrón y se está llevando todo lo
que tenemos.
–¡No me molestes, mujer! –dijo Ish-ha muy alto, para
que el ladrón le oyese–. ¡Qué más da que haya un
ladrón! He metido todo mi dinero en una bolsa de
cuero que he escondido en el fondo del pozo de la
cocina. Nunca se le ocurrirá buscar allí.
El ladrón, al escuchar eso, se quitó toda la ropa y
bajó al pozo. Entonces, Ish-ha salió sin hacer ruido,
cogió la ropa del ladrón y se volvió a la cama.
No había ninguna bolsa de cuero en el fondo del pozo,
y el agua estaba fría. Y cuando el ladrón salió de
allí, su ropa había desaparecido. Sabía de sobra que
Ish-ha se la había llevado, conque esperó tiritando a
que Ish-ha se volviese a dormir, para poder deslizarse
en la habitación de dentro y recuperarla. Pero
Ish-ha estaba ahora muy despejado y, cada vez que
el ladrón ponía la mano sobre el pomo de la puerta,
empezaba a toser, que era tanto como decirle: «Estoy
despierto. Te oigo».
Así continuó la cosa hasta el amanecer, y el ladrón
perdió la esperanza de recuperar su ropa. Si no quería
que se lo encontrasen de día paseando desnudo
por las calles de Fez, tenía que irse inmediatamente;
y eso fue lo que decidió hacer. Pero, mientras estaba
saliendo, Ish-ha lo oyó y le llamó en voz alta:
–Por favor, cierre la puerta al salir.
–Si consigues un traje nuevo por cada uno que intenta
robar tu casa –le contestó el ladrón–, creo que
sería mejor que la dejaras abierta.
RICHARD HUGHES
En el regazo del Atlas (Adaptación)



1. Contesta.
• ¿Qué tres hechos se cuentan para demostrar que Ish-ha era tonto?
• ¿Por qué hacía ruido el ladrón al entrar en la casa de Ish-ha?
• ¿Por qué tosía Ish-ha?

2. Reflexiona y marca la respuesta correcta.
• ¿Por qué sabía el hombre que Ish-ha se iba a caer del árbol?
• Por intuición. • Porque adivinaba el futuro. • Por lógica.
• ¿Cómo consiguió Ish-ha que el ladrón no robase en su casa?
• Engañándole. • Asustándole. • Convenciéndole.
• ¿Qué enseñanza puede extraerse de la historia de Ish-ha el Tonto?
• Que todas las personas son inteligentes.
• Que todas las personas son lo que parecen.
• Que no todas las personas son lo que parecen.

3. Después de leer el final de la historia, ¿te parece adecuado el apodo de «tonto» para Ish-ha?
¿Qué otro apodo le convendría?

4. Cuenta un caso en el que se vea que la conducta de una persona no coincide con la opinión que se tenía de ella.
Puedes empezar así: Un hombre, que aparentemente era muy miedoso…

USO DEL DICCIONARIO
5. Lee.

pila. Sustantivo femenino. 1. Recipiente para
contener agua. 2. Dispositivo que produce
corriente eléctrica. 3. Conjunto de
objetos superpuestos

Escribe el número del significado que tiene la palabra pila en cada oración.
La mujer oyó cómo el ladrón volcaba una pila de platos.
La pila de la cocina es de aluminio.
El transistor se ha quedado sin pilas.

SIGNIFICADO DE EXPRESIONES
6. Empareja cada expresión con su significado.

• Hacer el tonto. • Fingir que no se sabe una cosa.
• Hacerse el tonto. • Mostrarse terco o vanidoso.
• Ponerse tonto. • Hacer tonterías.

Escribe situaciones en las que puedas aplicar cada expresión.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada